CCTV

27/11/2017 STinfo

El Circuito Cerrado de Televisión (CCTV) es un sistema de videovigilancia, basado en el uso de cámaras de video para transmitir las imágenes de un lugar específico, en un monitor o conjunto limitado de monitores. Todos los elementos que componen este sistema de seguridad (cámaras, monitores de visualización, dispositivos de grabación) están conectados directamente entre sí.

CCTV cómo funciona

En el pasado, estas imágenes se transmitían a un monitor equipado con un grabador de videocasetes, pero estos han sido completamente reemplazados por sistemas de grabación de video digital (DVR) que presentan una gran capacidad para almacenar videos y copias de seguridad de datos de manera automática.

Una forma más avanzada de CCTV nos ofrece una gran variedad de opciones de calidad, rendimiento y características adicionales, como detección de movimiento y alertas por correo electrónico o dispositivos móviles. Más recientemente, las cámaras IP no centralizadas, admiten la grabación directamente en dispositivos de almacenamiento conectados a la red o en memoria interna, sin necesidad de monitores de visualización, para una operación completamente independiente.

Circuito cerrado

Aunque casi todas las cámaras de video se ajustan a esta definición, el término Circuito Cerrado se aplica con mayor frecuencia a las que se usan para la vigilancia en áreas que pueden necesitar supervisión, como instituciones gubernamentales, bancos, tiendas y otras áreas donde se necesita seguridad. Gracias a los costes reducidos en la fabricación de cámaras y equipos de grabación de video, estos sistemas de seguridad se están volviendo cada vez más comunes en las pequeñas empresas y también en las casas particulares.

En plantas industriales, los equipos CCTV se pueden usar para observar partes de un proceso desde una sala de control central; por ejemplo, cuando el entorno no es adecuado para las personas. La vigilancia CCTV es una de las áreas de más rápido crecimiento en la industria de la seguridad. Los sistemas CCTV pueden operar continuamente o solo según sea necesario para monitorear un evento en particular. El verdadero alcance de las aplicaciones es casi ilimitado y solo está limitado por la imaginación.

Sistema CCTV

La vigilancia del público mediante el sistema CCTV es común en muchas áreas del mundo. En estos últimos años se calcula que hay alrededor de 350 millones de cámaras de vigilancia en todo el mundo. La CCTV se ha vuelto omnipresente en las grandes ciudades, a lo largo de las principales autopistas y en las áreas que albergan grandes eventos. En las calles y carreteras se utiliza para controlar los patrones de tráfico, permitiendo que los servicios de emergencia reaccionen rápidamente ante los accidentes y para que se puedan planificar mejor los proyectos de mejora y construcción necesarios.

En hoteles, estadios y centros de convenciones, el CCTV se utiliza a menudo en redes de televisión privadas, retransmitiendo eventos deportivos o eventos especiales en todas sus instalaciones. La mayoría de los aeropuertos y estaciones de tren de todo el mundo disponen de cámaras de seguridad conectadas a sistemas de CCTV con el objetivo de combatir el terrorismo. Las imágenes son monitoreadas constantemente por empresas de seguridad privada o agencias policiales con el propósito de garantizar la seguridad de los viajeros.

"En estos últimos años se calcula que hay alrededor de 350 millones de cámaras de vigilancia en todo el mundo."
SEGURIDAD TOTAL

Instalación CCTV

El punto de partida para instalar cualquier sistema de CCTV debe ser la cámara. Cualquier cámara que emita una señal se puede conectar a un sistema CCTV, ya sea con cable o inalámbrica. Pueden ser analógicas, de tipo IP o incluso híbridas; es decir, combinando ambas características. Hay cámaras que se pueden usar únicamente en interiores, teniendo también la opción de los modelos que nos pueden servir tanto para el interior como para el exterior.

La cámara de vigilancia crea la imagen que se transmitirá a la posición de control. El sistema más simple es una cámara conectada directamente a un monitor mediante un cable coaxial con la alimentación de la cámara suministrada desde el monitor. Esto se conoce como una cámara alimentada por línea.

El siguiente desarrollo fue incorporar las salidas de cuatro cámaras en el monitor. Estos podrían configurarse para secuenciarse automáticamente a través de las cámaras o cualquier cámara podría mantenerse selectivamente. Cuando se requiere más de una cámara, se debe incluir un conmutador de video. Con este conmutador, se puede seleccionar cualquier cámara para que se mantenga en la pantalla o se puede configurar para secuenciar a su vez a través de todas las cámaras. Por lo general, el tiempo que se muestra cada cámara puede ajustarse con un mando de control.

El próximo desarrollo de un sistema básico es agregar un grabador de video. Con esta disposición, las imágenes mostradas durante la reproducción se ajustarán a la forma en que se configuró el conmutador durante la grabación. Es decir, si se configuró en secuencia, se mostrarán las mismas vistas en el monitor.

Hasta el momento, todas las cámaras mostradas se han fijado con lentes de distancia focal fija. En muchas aplicaciones, el área a cubrir necesitaría muchas cámaras fijas. La solución a esto sería utilizar cámaras fijadas a una plataforma móvil; sin embargo, en la actualidad son más habituales en un circuito cerrado de vigilancia las cámaras con tecnología PTZ que permiten al usuario controlarla de forma remota, pudiendo rotar alrededor de un eje horizontal y otro vertical, además de la posibilidad de acercarse o alejarse con el zoom. Los sistemas pueden contener una combinación de cámaras fijas y móviles.

La instalación de estos sistemas de CCTV se ha simplificado en gran medida, reduciéndose el aspecto técnico al tipo de cámaras, grabación, cableado y transmisión de imágenes. Debido al gran avance que viene experimentando este mercado en los últimos años, haciendo posible una gran variedad de estos sistemas de seguridad, hoy resulta muy sencillo para cualquier persona sin experiencia elegir el producto más apropiado e instalarlo en su hogar o negocio sin dificultad, siguiendo unas simples instrucciones incluidas en la compra.

Dónde comprar CCTV

Antes de llevar a cabo la búsqueda y la compra de tu sistema de seguridad CCTV, te recomendamos unas pautas a seguir muy sencillas para que puedas elegir el equipo más adaptado a tus necesidades:

  • número de cámaras, en función de la zona que nos interese cubrir
  • para interior y/o exterior de la vivienda o negocio
  • con cables o inalámbrico
  • cámaras fijas o con tecnología PTZ
  • calidad de imagen HD
  • con/sin grabación de imágenes
  • con/sin detección de movimiento
  • con/sin visión nocturna
  • con/sin alarma o aviso a dispositivo móvil
  • con/sin resistencia al agua (impermeable)

A continuación destacamos alguno de los modelos más vendidos en Amazon, teniendo en cuenta las características mencionadas anteriormente, con el fin de facilitar una selección acorde a cada una de las necesidades. Si lo deseas, también puedes examinar todos los modelos disponibles siguiendo el enlace que encontrarás más abajo.

cctv amazon
ENLACE A TODOS LOS MODELOS CCTV DISPONIBLES EN AMAZON
cctv

Ayúdanos a mejorar, marcando tu valoración en las estrellas amarillas:

IncompletoNo está malBienMuy bienExcelente (2 votos, promedio: 3,50 de 5)

Cargando…

Si te ha gustado, compártelo con tus amigos y conocidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies de acuerdo con la Regulación General de Protección de Datos (GDPR) y nuestras Políticas Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar