Domótica

El término domótica incluye la palabra latina domus, casa, y se refiere a la automatización del hogar. Implica la utilización de la tecnología en la gestión de la energía, la seguridad, el bienestar y la comunicación, de manera que nuestra vivienda se convierta en una casa inteligente o smart home. La domótica supone la integración de tecnología y servicios para una mejor calidad de vida en el hogar. Desde que se expandieron las nuevas tecnologías y las telecomunicaciones, incluido Internet y las interfaces digitales, los expertos han comenzado a desarrollar esta nueva ciencia denominada domótica, que estudia las tecnologías aplicadas al entorno doméstico con un enfoque particular en cuestiones ambientales, ahorro de energía y la mejora de los estilos de vida de las personas.

Casa domótica

Los dispositivos domésticos, cuando son monitoreados y controlados remotamente a través de Internet, son un componente importante dentro del hogar del futuro que ya se ha hecho presente. Los sistemas modernos generalmente consisten en interruptores y sensores conectados a una central desde la cual se controla el sistema con una interfaz de usuario que interactúa con un terminal de pared, software de teléfono móvil, tablet o una interfaz web.

Las instalaciones tradicionales tienen dispositivos de control tales como un interruptor de luz o un termostato. La domótica y las instalaciones inteligentes hacen posible que estas funciones se puedan gestionar a través de un sistema remoto conectado directamente a un dispositivo móvil, como el teléfono, tablet y ordenador. Esto permite controlar la situación en el hogar en cualquier momento y desde cualquier lugar. La domótica hace que nuestro hogar sea inteligente: cerraduras que se abren con un toque, electrodomésticos que hacen lo que se les indica cuando no estamos en casa, termostatos que se pueden programar de acuerdo a las necesidades de trabajo. Todo puede ser monitoreado y administrado a distancia.

Domótica doméstica

La casa del futuro será inteligente porque implicará altos niveles de interacción entre los usuarios y los dispositivos que tienen dentro de sus hogares, garantizando el control, la seguridad y el ahorro de energía. Este último aspecto es uno de los principios básicos de la domótica.

Los sistemas inteligentes de energía eléctrica apuntan a reducir la demanda de electricidad. ¿Cómo? Controlando a distancia sus dispositivos para evitar exceder el límite máximo del contador de electricidad; registrar y comunicar anomalías potenciales en el sistema; avisando si hay dispositivos en funcionamiento cuando no estamos en casa. Consiste en ser respetuoso con el medio ambiente, pero principalmente amigable con las personas y las familias.

Al simplificar la forma en que administramos los dispositivos y electrodomésticos, es posible reducir el desperdicio de energía que tiene un impacto negativo en el medio ambiente con el consecuente aumento de los costes. Las casas inteligentes permiten ahorrar dinero. La domótica actual ya no es tan costosa como lo era antes; no requiere sistemas y cables costosos. Se conecta a Internet logrando, con una gestión controlable, utilizar de forma remota el horno, la lavadora y la placa de inducción en el período del día en que la electricidad es más barata, o incluso recargar el coche eléctrico.

Una vivienda o un edificio comienza a desarrollar su “propia inteligencia” siempre en evolución, cuando destaca no por la cantidad de alta tecnología que contiene, sino por la forma en que se proyecta la integración de las tecnologías y por la manera en que estas tecnologías pueden satisfacer las necesidades de las personas que ahí residen.

La tecnología al servicio de las personas, nunca las personas al servicio de la tecnología.
SEGURIDAD TOTAL

Casa inteligente

En cada vivienda o edificio hay procesos de rutina en los que podemos observar hábitos repetitivos o situaciones similares que pueden automatizarse fácilmente. Algunos ejemplos cotidianos de un día normal podrían ser: encender las luces de una escalera oscura y apagarla cuando no hay nadie alrededor, encender y apagar las luces incluso cuando no hay nadie en la casa para simular que no está vacía, reducir automáticamente el aire acondicionado cuando la temperatura externa baja, controlar cámaras y dispositivos de seguridad, etc. En cada sector de implementación, la domótica, como sistema integrado de control domiciliario, brinda al usuario final un nuevo estándar de confort y seguridad que no podría lograrse a través de los sistemas tradicionales antiguos o automatizaciones parciales.

A continuación citamos algunos ejemplos de las numerosas aplicaciones de la domótica actual:

  • control remoto de todos los sistemas de energía del hogar a través de Internet, incorporando una interfaz de usuario sencilla y amigable
  • sistema de control de la iluminación
  • sistema de control con capacidad para detectar la ocupación de la casa utilizando medidores inteligentes y sensores ambientales que pueden integrarse en el sistema de automatización de edificios para generar respuestas automáticas para la eficiencia energética y la construcción de aplicaciones de confort
  • la integración de dispositivos en la red y un medidor inteligente, para aprovechar, por ejemplo, la salida del panel solar a la mitad del día para hacer funcionar las lavadoras
  • control de la seguridad, a través de un sistema doméstico integrado que puede proporcionar servicios adicionales como la vigilancia remota de cámaras de seguridad a través de Internet o el bloqueo central de todas las puertas y ventanas perimetrales
  • sistema de control para la detección de fugas, detección de humo y sistemas de posicionamiento en interiores
  • sistema para ancianos y discapacitados (ver Sensores y detectores de seguridad)
  • sistema para rastrear los movimientos de las mascotas y controlar los derechos de acceso (ver Rastreador de mascotas)

Instalaciones domóticas

Las instalaciones domóticas incluyen los productos y sistemas que facilitan el control y la automatización inteligente de la casa. En esta última parte de nuestro artículo puedes descubrir una selección de productos para controlar a distancia la calefacción, televisión, cámaras de vigilancia, sensores, iluminación, cerraduras, mirillas del hogar y mucho más.

A continuación se indica el nombre de cada una de las categorías que componen la domótica en la actualidad.

domotica

Ayúdanos a mejorar, marcando tu valoración en las estrellas amarillas:

IncompletoNo está malBienMuy bienExcelente (4 votos, promedio: 4,50 de 5)

Cargando…

Si te ha gustado, compártelo con tus amigos y conocidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies de acuerdo con la Regulación General de Protección de Datos (GDPR) y nuestras Políticas Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar